CONSTABLE Y SU VISIÓN DE LA NATURALEZA


CONSTABLE Y SU VISIÓN DE LA NATURALEZA La visión de la naturaleza de su niñez había quedado grabada en su memoria con una luz tan brillante y con una definición tan nítida que se constituyó en su principal fuente de inspiración artística a lo largo de toda su vida. Sus paisajes son paisajes vividos y por tanto no podemos decir que sean neutros, es lo que le distingue de la pintura realista. Constable no busca el realismo exacto en la representación de las cosas, sino la capacidad que tienen las cosas para evocar ideas o emociones. Constable fue uno de los primeros en pintar paisajes al aire libre.

En 1810 pintó el primero. En 1819 viajó a Venecia y Roma, ciudades en las que conoce los paisajes clasicistas de Claudio de Lorena y de Nicolas Poussin. Frecuentaba también Hampstead, donde, entre 1821 y 1822, hizo una serie de estudios de nubes anotando la hora y la fecha exacta de la realización, incluso a veces el tiempo que hacía. Constable se muestra al mismo tiempo realista minucioso y romántico exaltado, y cuando estas tendencias se equilibran nacen sus obras maestras: La catedral de Salisbury vista desde el jardín del obispado (1823, Museo Victoria y Alberto), El campo de trigo (1826, Galería Nacional, Londres), Castillo de Hadleigh (1829). Nadie ha sabido captar como él el aspecto húmedo de la campiña inglesa y su cielo plomizo. Se preocupaba por el paisaje y, sobre todo, de los efectos ambientales de la luz sobre la naturaleza. Elige paisajes con nubes inestables en los que el aspecto cambia de un momento a otro. Constable afirmó: «La forma de un objeto es indiferente; la luz, la sombra y la perspectiva siempre lo harán hermoso» Su técnica resulta renovadora: pequeñas manchas y trazos superpuestos. Aplica una pasta espesa, a veces con espátula, lo que le aleja de la limpieza y luminosidad de otros artistas británicos de la época, cultivadores de la acuarela, técnica más de moda.
Una serena mañana gris de verano”: así describió el propio John Constable “El caballo blanco”, sensacional crónica de la vida de la Inglaterra rural y sus elementos particulares. Aunque para la mayoría de críticos “El carro del heno” es la obra maestra del artista, no hay duda de que “El caballo blanco” fue la obra más apreciada por el pintor inglés. El propio Constable afirmó que “hay en la vida una, tal vez dos o incluso tres pinturas en la que uno pone un interés especial: ésta es la mía”. Esta pintura supuso el primer gran éxito de John Constable, y su ingreso en la Real Academia del Arte.
En otra de sus magnificas obras.”Paisaje con doble Arco Iris”, aunque puede parecer propia del mismo Turner que pintó el mismo tema, el punto de vista de la representación es totalmente distinto en cuanto al modo de ver y representarlo. Turner tiende a la representación de la luz, de sus efectos iris dicentes que será mas maduras en sus posteriores trabajos. Sin embargo Constable es la propia naturaleza la que triunfa, prestando una observación profunda de la misma, a través de sus diversos bocetos al dibujo y a la acuarela. El decía“La tarea del pintor no consiste en competir con la naturaleza y en hacerla entrar en escena(un valle repleto de imágenes y de unas cicuenta millas de largo)en una tela de pocas pulgadas, sino en crear algo de la anda y en ese momento nace el poeta”… “Si un pintor se empeña en trabajar sin dirigirse a la naturaleza,formaria necesariamente una maniera…” Constable hace descomponer la luz en tonos que hacen vibrar las zonas iluminadas y trasparentarse en las sombras, usando colores intensos y con unas pinceladas a base de toques y rizos.
En la “Bahia de Wemomouth de pequeño formato (20x25cms aproximadamente) se hace evidente esta aseveración. En esta obra la imagen nos invita a caminar entre las piedras hacia la playa. Y la ligera pincelada en blanco al fondo representando una figura nos hace dirigirnos hacia la colina. La descomposición que hace por planos del paisaje entre los espacios de la playa, la vegetación verdosa en la lejanía hasta esos cielos nubosos que se abren ante nuestros ojos…Es un ejemplo mas de la capacidad del maestro a que participemos en su visión.
Constable realizó una infinidad de bocetos y acuarelas, lápiz y oleos preparatorio para grandes obras como “El Molino de Flatford”. De 100x127cms. Del que realizó varios bocetos. En uno de ellos los colores no son muchos.. Amarillo, tierras natural y tostada, el verde y el azul. En el divide el formato en dos una marcada por el horizonte donde coloca la iglesia y una diagonal de izquierda a derecha, donde encaja la vegetación para equilibra la composición.. Otros temas en lo que trabajó mucho fue en sus magníficos cielos, como en “Estudio de nubes de 30x48cms”… Su interés fue el de dar vida a los mismos…”El pintor de pueblo que no haga del cielo su elemento principal de su composición, se olvida de valerse de uno los elementos mas importantes a su disposición… Se me ha aconsejado a menudo que considerase a menudo mis cielos como sabanas blancas arrojadas detrás de los objetos. Sin duda si un cielo es agobiante como los míos, está mal; pero si es evasivo, como los míos no los son, es peor…es difícil citar un tipo de paisaje en el que el cielo no sea la nota básica, la medida de cada cosa, el origen de todo sentimiento… el cielo es el manantial de la luz en la naturaleza y cada cosa está dominada por el”
No hay que obviar el interés del maestro en los verdes… Delacroix decía “Constable dice que la superioridad de los verdes de sus prados depende de que estén compuestos de una infinidad de verdes distintos, la falta de intensidad y de vida que tienen comúnmente los verdes de la mayoría de los paisajistas procede del hecho de que los crean a base del color uniforme. Esto que digo del verde de los prados se puede aplicar a todos los otros tonos”. A partir de 1825 se produce un punto de inflexión en su obra y paulatinamente se ve un naturalismo más sombrío y melancólico, de añoranza, donde los paisajes se cargan más de sentimiento. El naturalismo de sus primeros años da paso a un expresionismo y subjetividad mayores. Esto se verá aún más acusado tras la muerte se su mujer, María, en 1828. SU OBRA
REFERENCIAS. Whikipedia, Antehistoria,artelista,Entender la pintura de Fabri/orbis

Comentarios

Amelia ha dicho que…
Gracias Enrique por hacerme disfrutar con los magníficos paisajes de Constable.
En el vídeo que pones, he observado, que en sus obras los horizontes son muy bajos, dándole un gran protagonismo al cielo, un tema difícil de solventar.
Un abrazo.
ENRIQUE ANGULO YUSTE ha dicho que…
Gracias Ameilia. Efectivamente un paisajista como Constable quiso dejar patente la importancia que tiene los cielo. Y es cierto que es difícil de solventar, teniendo en cuenta que se rompe, por decirlo de alguna manera, la perspectiva como tradicionalmente la entendemos, incluso saliendo de los canones de la también llamada perspectiva aurea. Y esa su grandeza,su cielos por si mismo no proyecta al paisaje y viceversa. Un maestro

ENTRADAS POPULARES